Campeonato 2018-19 vive la disputa más cerrada en 62 torneos

El cierre de la jornada dominical del campeonato de béisbol no pudo terminar de forma más espectacular para los tres victoriosos, con un rally de anotación y dos regresos en la pizarra, luego de desventajas consideradas.

Y la tabla quedó tan estrecha como ha estado este campeonato, con dos equipos en la cima; dos en segundo a uno y dos en tercero a dos juegos. Y no hay receso, la batalla continúa hoy con tres encuentros.

En los 62 torneos que se han producido, este sería el torneo más reñido hasta la fecha, y más si se observa el ritmo de la clasificación. Se recuerda el campeonato de 2016-17, en el que la diferencia entre primero y último lugar fue de cuatro juegos. Ese año los Gigantes ganaron la serie regular 27-23 y las Estrellas quedaron en el último con 23-27.

Los duelos

Los Leones del Escogido (18-16), que derrotaron, en el Julián Javier, de forma aplastante 10-1 a los Gigantes de Cibao (17-17) se mantuvieron en la cima del torneo. El partido lo ganó Neftalí Féliz (1-0), que tiró siete entradas de una carrera y seis ponches; y perdió Scott Barlow (0-2). Un rally de seis vueltas en el tercer episodio fue más que suficiente para los rojos continuar en la cima, igualados con las Estrellas Orientales (18-16), que se resisten a bajar de ese lugar, crecidas después de un encendido triunfo ante los Toros del Este (16-18), que se van al tercer puesto, igualados con las Águilas Cibaeñas.

En San Pedro

Las Estrellas Orientales, que llegaron al noveno en desventaja 3-0 ante los Toros del Este, en el Tetelo Vargas, borraron la diferencia con fenomenal jonrón de Junior Lake, en el cierre del noveno, para así ganar 4-3 y resistirse a renunciar al primer peldaño de la tabla el cual ahora comparten con los melenudos. Wirfin Obispo (1-1) ganó el duelo y perdió Fernando Abad (3-2), víctima del palo.

Con su palo, Lake deja pocas dudas de por qué es candidato a Jugador Más Valioso. Luego del jonrón, los jugadores de los Toros quedaron, atónitos, apostados en el dogut, mientras veían a Lake recorrer las bases y las Estrellas, jugadores y fanáticos, estremecer el parque. La victoria permitió un final de domingo feliz para los orientales, que llegaron al partido con tres derrotas corridas.

En Santo Domingo

En el Estadio Quisqueya, los Tigres del Licey (17-17), que perdían 4-0 ante las Águilas Cibaeñas hasta la primera parte del tercer episodio, se recuperaron en el cierre de esa entrada con un rally de cuatro vueltas, coronado por dramático cuadrangular de Hanley Ramírez, que igualó el juego. Una vez salió la bola del parque, la grada azul del Estadio Quisqueya vibrara de forma irrefrenable.

El Licey anotó dos más en el cuarto y aunque las Águilas (16-18) marcaron una en el quinto, el pitcheo se comportó a la altura para frenar cualquier posibilidad de empate. Así los azules se quedaron en segundo lugar, igualados con los Gigantes del Cibao. Daniel Corcino (1-0) lanzó dos entradas de una carrera para ser el ganador y Jairo Asencio (11) tiró otro noveno perfecto, de dos ponches, para acreditarse el juego salvado. Perdió Michael Roth (1-3).

Luego de un buen comienzo, Framber Valdez se desinfló para vivir otra pesadilla ante el Licey, a quien le toleró las cuatro vueltas del tercero. Fue el noveno jonrón de Hanley en su carrera la pelota dominicana.

Las Águilas que estuvieron momentáneamente en el último lugar, quedaron igualadas en tercero con los Toros, que fue el último equipo en perder.

Vía:diariolibre.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS A ESTE NOTICIA

Leave a Comment