Bill Gates presenta la revolución de los inodoros en feria en Pekín

Con un vaso lleno de heces situado sobre el atril desde el que daba su discurso, el cofundador de Microsoft Bill Gates llamó hoy (6 de noviembre del 2018) en Pekín a una revolución de los inodoros a nivel global. La escasez de instalaciones sanitarias limpias causa enfermedades que cada año provocan la muerte de medio millón de niños menores de cinco años, dijo Gates en la capital china, donde se celebra una feria de tecnologías innovadoras para retretes que funcionan sin canalización.

El empresario estadounidense cifró en USD 223 000 millones los daños económicos derivados de los costes sanitarios y de la caída de la productividad y los salarios. “En los lugares en los que no hay instalaciones sanitarias seguras hay mucho más que en el entorno que en este vaso”, declaró Gates enumerando la cantidad de bacterias, virus y gusanos que contenía el recipiente. Estos provocan enfermedades como la diarrea, el cólera o el tifus, aseguró, y denunció que más de la mitad de la población mundial no tiene acceso a instalaciones sanitarias limpias para poder llevar una vida sana y productiva. Gates también recordó que más de la mitad de los excrementos humanos se queda sin tratar.

En los últimos siete años él y su esposa Melinda han invertido a través de su fundación más de USD 200 millones en el desarrollo técnico de inodoros que no necesitan agua para tirar de la cadena ni canalización. La feria en Pekín exhibe nuevos modelos de inodoros que tratan los excrementos, eliminan los gérmenes patógenos dañinos y transforman las materias fecales en fertilizante y agua. Gates aseguró que por primera vez las tecnologías se han desarrollado tanto que se pueden poner en práctica.

“Ya no hay que preguntarse si podemos inventar nuevos inodoros y otros sistemas sanitarios”, señaló, sino cómo de rápido se pueden empezar a usar a gran escala estas soluciones. El Banco Mundial, cuyo presidente Jim Yong Kim participó en la feria, así como el Banco Africano de Desarrollo y el Banco Asiático de Desarrollo, dieron su apoyo al proyecto. La empresa de consultoría Boston Consulting estima que en 2030 el mercado de estos nuevos retretes alcanzará los USD 6 000 millones anuales.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que cada dólar invertido en instalaciones sanitarias reporta USD 5,50 dólares. “Hace una década no me hubiera imaginado que llegaría a saber tanto sobre heces”, bromeó Gates, una de las personas más ricas del mundo. “Y tampoco me imaginaba que Melinda me diría que tengo que dejar de hablar sobre inodoros y lodos fecales en la cena”, añadió.

vía:Zolfm.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS A ESTE NOTICIA

Leave a Comment