Un petrolero se incendia en el golfo de Adén tras un ataque con misiles de los hutíes


(CNN) — Un petrolero en el golfo de Adén está en llamas después de que militantes hutíes de Yemen dispararan misiles el viernes en medio de los continuos ataques en la ruta marítima clave.

El petrolero Marlin Luanda fue alcanzado por un misil, según informó el viernes el grupo de materias primas Trafigura, que opera el buque.

En un comunicado, Trafigura dijo que el buque «fue alcanzado por un misil en el golfo de Adén tras transitar por el mar Rojo», añadiendo que «se está desplegando el equipo de extinción de incendios a bordo para suprimir y controlar el fuego causado en un tanque de carga en el lado de estribor».

Los militantes respaldados por Irán se atribuyeron la responsabilidad del ataque, afirmando en un comunicado que dispararon misiles contra el petrolero en respuesta a la «agresión estadounidense-británica contra nuestro país [Yemen]» y en apoyo del pueblo palestino.

Trafigura, que tiene oficinas en Gran Bretaña, dijo que está supervisando la situación y que los buques militares en la región están «en marcha para prestar asistencia».

El gobierno del Reino Unido aún no se ha pronunciado sobre el ataque.

Un destructor estadounidense en el golfo de Adén está respondiendo a una llamada de socorro del petrolero en llamas, según un funcionario estadounidense.

El Mando Central de Estados Unidos dijo que el buque había emitido una llamada de socorro y notificado daños después de que militantes dispararan un misil balístico antibuque desde una zona de Yemen controlada por los hutíes.

El USS Carney, un destructor de misiles guiados, y otros buques de la coalición respondieron «y están prestando asistencia», dijo el Mando Central.

Por el momento no se han registrado heridos, añadió.

El Sistema de Información de Incendios para la Gestión de Recursos (FIRMS) de la NASA detectó el viernes un incendio que aún continuaba en medio del golfo de Adén, cerca de la última ubicación conocida del Marlin Luanda.

Más temprano, el USS Carney había derribado un misil balístico antibuque hutí que apuntaba al buque de guerra estadounidense, según el Mando Central de Estados Unidos. No hubo heridos como consecuencia del ataque contra el USS Carney.

Estados Unidos y Reino Unido han estado llevando a cabo ataques contra objetivos hutíes en Yemen después de que el gobierno de Biden y sus aliados advirtieran de que el grupo asumiría las consecuencias de sus ataques en la ruta marítima internacional.

Los hutíes han dicho que no detendrán sus ataques hasta que termine la guerra entre Israel y Hamas en Gaza. El líder de los hutíes, Abdul Malek al-Houthi, dijo en un discurso el jueves que es «un gran honor y una bendición enfrentarse directamente a Estados Unidos».

Los ataques han obligado a algunas de las mayores compañías navieras y petroleras del mundo a suspender el tránsito por una de las rutas comerciales marítimas más importantes del mundo.

CNN informó previamente que los servicios de inteligencia estadounidenses creen que Irán está calibrando cuidadosamente su respuesta a la guerra de Israel en Gaza, permitiendo e incluso alentando a sus grupos respaldados a que afecten a los intereses israelíes y estadounidenses en la región, aunque sin llegar a realizar actividades que desencadenen una confrontación directa con el propio Irán.

En Yemen, un conflicto de un año de duración entre las fuerzas hutíes y la coalición respaldada por Arabia Saudita ha sumido a la población en una devastadora crisis humanitaria marcada por la hambruna, la agitación económica y la pobreza extrema.

Yemeníes levantan un misil simulado mientras participan en una protesta contra los ataques aéreos dirigidos por Estados Unidos contra Yemen.
Crédito: Mohammed Hamoud/Getty Images

Las fuerzas hutíes irrumpieron en la capital, Saná, en 2014 y derrocaron al gobierno reconocido internacionalmente y respaldado por Arabia Saudita, desencadenando una guerra civil. El conflicto derivó en una guerra más amplia en 2015, cuando una coalición liderada por Arabia Saudita intervino en un intento de hacer retroceder a los hutíes.

El conflicto ha causado la muerte de hasta 377.000 personas, según informó el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en 2021. Más de la mitad murieron por causas indirectas asociadas al conflicto, como la falta de alimentos, agua y atención sanitaria.

— Christian Edwards, Haley Britzky, Natasha Bertrand y Oren Liebermann de CNN contribuyeron con este reportaje.

 



ARTÍCULOS RELACIONADOS A ESTE NOTICIA

Deja tu comentario