Autoridades buscan en el país dos miembros de peligrosa banda de boricuas

La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), en coordinación con agentes Federales de Estados Unidos (Us. Marshall), realizan operativos en todo el país en busca de los puertorriqueños Vladimir Natera Abreu y Josel Rivera Verdejo, este último con una orden reciente de captura internacional emitida por las autoridades boricuas.

Ambos extranjeros son parte de la red criminal cuyos miembros, según denunció la fiscal federal de Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez, se encuentran en el país, huyendo de la justicia norteamericana.

La tarde de este lunes el presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas, vicealmirante Félix Alburquerque Comprés, dijo que están trabajando en coordinación con las autoridades de Estados Unidos para capturar a los demás prófugos de la red criminal denominada Los Cocodrilos, porque supuestamente echaban sus víctimas a los cocodrilos.

Dijo que a esa red las autoridades les han incautado un patrimonio de más de 75 millones de dólares.

“Son altamente desalmados, su corazón está cauterizado, ese es su nivel. Le alertamos a la ciudadanía, que sin que se pongan en riesgo, se comuniquen con nosotros si tienen alguna información de estos prófugos”, dijo el presidente de la DNCD.

La DNCD realizó una rueda de prensa la tarde de este lunes para informar del apresamiento de Janelys Delgado Rey y Alexis Cabrera a bordo de una camioneta, a quienes ocuparon cientos de pastillas presumiblemente de éxtasis, una pistola calibre 9 milímetros con varias cápsulas y dos cargadores, celulares, dinero en efectivo, documentos personales y otras evidencias.

Delgado Rey, según las investigaciones es la pareja sentimental del líder de la estructura criminal, Vladimir Natera Abreu.

En una segunda ntervención realizada en el kilómetro 22 de la autopista Duarte en la comunidad de La Cuaba, en el Vacacional Matua, fue arrestado el puertorriqueño Fernando Hilario Figueroa, alias Playita o el Boti, señalado en ese país como integrante de la red criminal antes mencionada.

El extranjero había sido arrestado en febrero de este año junto con Waldemar Febres Sánchez y Edison Merced Olivera, quienes fueron deportados y enfrentan cargos por el asesinato de Carlos Giovanni Báez Rosa, conocido como “Tonka”.

En ese momento no existía una orden de apresamiento en su contra, por lo que los organismos investigativos, una vez recibieron la notificación le dieron seguimiento hasta reapresarlo.

“Este un mensaje que tenemos para la ciudadanía y es que sus autoridades no van a permitir, bajo ningún concepto, que aquí se alojen criminales internacionales y que quieran poner sus centros de operaciones en la República Dominicana”, dijo Alburquerque Comprés.

vía:diariolibre.com.do

ARTÍCULOS RELACIONADOS A ESTE NOTICIA

Deja tu comentario