CAASD dice bomba de cárcamo inicia etapa de conclusión

Actualmente el 70% de las aguas residuales que no se depuran en la ciudad de Santo Domingo se descargan al acuífero mediante taques sépticos, pozos filtrantes y pozos de inyección desde la superficie por acumulación directa del agua residual de escapes del alcantarillado según detalla en un informe la Corporación del Acueducto de Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD). Por esta importante razón, los aprestos para la conclusión de la Bomba de Cárcamo están a un 60%. Esta tubería de bombeo recolectará unos 27 millones de galones diarios de agua que serán enviados a la estación depuradora de aguas residuales del río Ozama- Mirador Norte La Zurza, para retornarlos limpio al río Isabela y Ozama. Según informó Montás se tiene previsto culminar esta parte de la obra en el mes de junio. “La línea de bombeo de 1.2 metros cúbicos por segundo o 27 millones de galones diarios. La línea de bombeo son interceptores de alcantarillado sanitario del sistema de La Zurza junto al cárcamo de bombeo. Es el sistema de bombas de 450 caballos de fuerza que vamos a instalar para llevar y recoger las aguas residuales de 450 mil personas”, dijo a elCaribe Alejandro Montás.

Igualmente se construye una línea de emergencia junto a un puente como obra complementaria de 240 metros lineales para transportar las tuberías de 48 pulgadas de diámetro a la planta de tratamiento. Estas obras están presupuestadas en alrededor de mil 300 millones de pesos dominicanos.

Por otra parte, se construye también 14 registros micro-túneles con una profundidad aproximada de 15 metros para conectar esos túneles con 1,300 metros lineales a la red sanitaria existente que será rehabilitada. Este proyecto está complementado con digestores anaeróbicos, que producirán seis mil 860 metros cúbicos por día de biogás que por descomposición de fangos que serán almacenados en un gasómetro que será utilizado en las calderas “mesofílico”.

Con este gas la institución pretende suplir el 60% de la energía que demanda la planta. Esta línea de fango servirá posteriormente como abono para cultivos para su venta y comercialización. Aproximadamente en la línea de cárcamo de bombeo laboran 110 hombres, además de los de alrededor de mil empleados indirectos. El funcionario manifestó que junto a este sistema de bombeo habrá una reducción en el nivel de los malos olores producidos en áreas urbanas sin alcantarillado sanitario, reducción en el número de coniformes fecales y patógenos presentes en el agua de los pozos de captación de agua.

“Tenemos una planta de autogeneración, los principales gastos se van en energía y producirá el 60% de su energía. Es una planta autosustentable y auto sostenible porque tiene dos zonas. Zona de agua residual y zona de fango. En las zonas de fango podremos explotar las arenas. Vamos a producir el gas metano con las calderas industriales para el secado de los lodos para producir abono orgánico y vamos a abonar las tierras de Monte Grande, unas 700 mil tareas irrigadas por la misma presa”, sostuvo.

Hospital preventivo

El director de la CAASD aseguró que estas obras complementarias junto a la planta de tratamiento de aguas residuales serán el hospital preventivo más importante del país, por sanear las aguas de los dos ríos más importantes del Gran Santo Domingo mejorando la calidad de vida de las miles de personas que aún residen en la ribera de estos afluentes.

“Previene las enfermedades porque ahí se practica el saneamiento de letrinas y desaguar los desechos a los ríos. A medianos plazo podemos producir la recuperación de los ríos Ozama e Isabela. Términos de calidad de vida y contaminación ambiental tienes un impacto económico porque la gente dejará de enfermarse y el costo en salud para el Estado Dominicano disminuirá considerablemente”, concluyó.

El proyecto incluye también la rehabilitación de 12 plantas adicionales de tratamiento de aguas residuales como: La Ciénaga, Satélite Duarte, Villa Pantoja, Los Ríos, Vista Bella, Hainamosa, entre otras.

Rescate de caudales es a mediano plazo

“Es un proceso a mediano plazo porque habrá que construir una planta de tratamiento para 248 empresas. Previmos conectarla pero los desechos de esas industrias que están emplazadas en el río Ozama e Isabela son desechos químicos con alta peligrosidad y pueden ocasionar graves daños a la planta”, refirió. La institución se encuentra diseñado una planta de aguas residuales especiales para desechos industriales conjuntamente con ambas plantas el tiempo de recuperación será de aproximadamente 20 años. Este tiempo estimado es basado en la extracción y purificación de 27 millones de galones de agua diarios. Alejandro Montás sugiere que las empresas privadas también diseñen e instalen sus propias plantas para el tratamiento de desechos químicos para mejorar asimismo el entorno de los sectores cercanos a la zona, igualmente trabajar de cerca con los comunitarios.

Vía: elcaribe.com.do

ARTÍCULOS RELACIONADOS A ESTE NOTICIA

Leave a Comment