Hay que cumplir el acuerdo del PLD

Por: Jorge Feliz Pacheco

Desde su fundación el Partido de la Liberación Dominicana, se ha caracterizado por ser un partido unido por las ideas, por la acción política y por un proyecto de país. La unidad ha sido la clave para alcanzar el poder y mantenerse dirigiendo el Estado dominicano. Esto es posible porque el PLD, se rige por el centralismo democrático, lo que significa que, durante la discusión de algún tema, hecha en un clima de orden y gran respeto, al momento de ser escogida una idea o propuesta, todos sus militantes están en la obligación de respaldar la decisión que tomó la mayoría.

Podríamos decir que, en los últimos procesos electorales, los miembros del Comité Político han dado muestra de madurez, entendiendo y poniendo en práctica la máxima política que dice: “en todos los ejércitos, la unidad de voluntades y de pensamientos es lo que asegura siempre la victoria sobre los adversarios”.

En el año 2015, los miembros del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana, firmaron un acuerdo, siendo el propósito del mismo garantizar la unidad del partido, la repostulación del presidente Danilo Medina, la de los legisladores (2010-2016), y la de una gran cantidad de alcaldes y regidores, los cuales algunos candidatos se escogieron por el método de encuestas.

En los últimos meses he visto como un grupo del PLD, le reclama con mucha efervescencia a la tendencia mayoritaria del partido el cumplimento de dicho acuerdo. La mayoría de los que reclaman son políticos especialistas en generar opiniones en redes sociales, muchos de ellos entienden que “polituiteando” se puede tumbar el gobierno, o detener los procesos políticos y sociales del país. Sinceramente creo que estos hacen política de lo que escuchan y no de lo que se analizan. Pero es bastante conocido que hay quienes confunden opinión pública con opinión publicada, y que cada quien tiene derecho a creerse sus mentiras.

Por eso detenidamente me puse a analizar los 15 puntos que contiene el acuerdo del Comité Político, y hasta el momento solo los puntos 2,7, y 8 no se han cumplido.

Punto 2

Acuerdo del Comité Político:

“Se acuerda respaldar e iniciar oportunamente a través de la representación legislativa del partido, una modificación de los artículos 270, 271 y 272 de la Constitución de la República, a los fines de fortalecer y hacer más calificados los porcentajes requeridos para la reforma de la misma a futuro”.

Esto es una nueva reforma constitucional. Y eso es lo que menos desea el grupo en minoría en estos momentos. En ninguna cabeza políticamente pensante cabe que, en la República Dominicana, se hará una nueva modificación constitucional dejando inhabilitado al presidente de turno.

El fin concreto de este punto es endurecer el mecanismo de modificación de la Constitución, ya que actualmente con tan solo 148 votos de 222 asambleístas, se cambia nuestra carta magna. Hay quienes le llaman a esto “el candado”.

Punto 7

Acuerdo del Comité Político:

“Acoger el criterio de que las decisiones que sean tomadas por el Comité político del PLD sean en base al consenso de los integrantes de ese organismo, y en su defecto, será necesaria las tres cuartas partes de la matrícula del mismo”.

Si calculamos que significa las 3/4 del organismo de dirección peledeísta, de 34 miembros que posee, nos da 25.7, y actualmente 26 de los 34 miembros siguen la línea política del presidente Medina. O sea, tiene control de todas las decisiones del Comité Político, la conformación de la recién creada Comisión Electoral del PLD, dejó evidenciado esto.

¿Por qué digo que este punto no se ha cumplido?

Lo digo porque durante la discusión de la Ley Partidos, Agrupaciones y Movimientos Políticos, el presidente Medina, pudo asumir este punto para aprobar inmediatamente la modalidad de las primarias abiertas, pero opto por dejar que las cosas fluyeran en el Congreso Nacional y darle larga al tema. Aunque al final se aprobó su propuesta de modalidad de primarias con padrón abierto, dejo que algunos legisladores peledeístas se opusieran a su propuesta. Fue la primera vez que el conjunto de diputados y senadores del PLD, votaron fraccionado, un muy mal mensaje para la unidad que siempre ha exhibido el partido.

Punto 8

Acuerdo del Comité Político:

“Que las vacantes a ser llenadas de los miembros del Comité Central cuando fuere procedente, se hagan en base a criterios equilibrados”.

Actualmente la correlación de fuerzas en el Comité Central, esta muy definida. De los 612 miembros que posee ese organismo, esta 447 (73%) a 165 (29%).

Desde mi punto de vista, entiendo que en esos espacios vacantes se deben incluir a los jóvenes participantes como candidatos al Comité Central, en el pasado Congreso Norge Botello, o integrar a ese organismo a los que quedaron más cerca de quedar como miembros según el orden que quedaron en la votación.

Políticamente el punto 8, le da igual al danilismo, pues tan solo hay 28 cupos, y no variaría la correlación de fuerzas en ese organismo. Que, a propósito de esos números, cabe destacar que se debe contar con el 33% de la matricula del Comité Central, para ser precandidatos presidenciales del PLD.

En fin, en estos días la política estará bastante interesante, invito al Comité Político, a tomarle a esos simpatizantes del PLD, sobretodo a los que no profundizan los hechos. El/la que dice que el presidente Danilo Medina, no cumple los acuerdos, le está haciendo un favor para que su estructura decida cumplirlos en la próxima reunión del organismo peledeísta.

EL PLD, tiene casi 13 años en una lucha interna que inició en noviembre 2006, y se ha evidenciado entre 2015-2019, entre los danilistas y leonelistas, entre los promotores de las primarias abiertas o cerradas, entre los reeleccionistas y anti reeleccionistas. Así mismo, he visto tristemente como el debate nacional se ha reducido únicamente a discusiones personales totalmente estériles. A esto le sumamos que la arena política se ha llenado de francotiradores de odio que asumen posiciones políticas bajo los efectos de explosiones emocionales: la banalización del debate, la degradación de las ideas, la falta de propuestas realizables, la judicialización de la política, la ofensa ante la opinión del otro son nuestro pan de cada día. Esto tiene una explicación, y es que la gran mayoría de los políticos dominicanos tienen un proyecto de poder en vez de tener un proyecto de nación.

A pesar de los inconvenientes que se han venido dando después de la masificación del PLD, en estos momentos es el único partido real que tiene el país, contando con una estructura única capaz de generar políticas públicas en favor de los dominicanos. Entiendo que después del 16 de agosto 2020, debemos de unirnos en una agenda sincera de crítica y autocrítica, con el fin de fortalecer la relación Partido, Gobierno, Sociedad, para actualizar el partido al electorado del siglo XXI. Después del proceso 2020, debemos de unirnos en una agenda sincera de crítica y autocrítica, con el fin de fortalecer la relación Partido, Gobierno, Sociedad, para actualizar el partido al electorado del siglo XXI.

No se trata de ganar elecciones, se trata de ganarse el corazón de la gente.-


ARTÍCULOS RELACIONADOS A ESTE NOTICIA

Leave a Comment